Blog de Actualidad en Psicología.

Bienvenidos

WWW.COCIEPSI.COM

Libros Gratuitos

Encontrarás Libros especializados en Psicoogía de forma electrónica que lo podrás descargar de forma gratuita.

Artículos

Realizamos publicación frecuente sobre temas de actualidad en Psicología.

Tests Psicológicos

Encontrarás Tests psicológicos digitales - COCIEPSI

En contacto

Podrás recibir las actualizaciones de nuestro blog e interactuar con otros profesionales a traves de las redes sociales - COCIEPSI

17 abr. 2017

Psicología del Desarrollo - Libro Gratuito


Esta edición totalmente revisada continua proporcionando la amplia cobertura transcultural y multicultural, el innovador sistema de aprendizaje pedagógico, y el equilibrio entre investigación y aplicaciones verídicas que han hecho de Psicología del desarrollo el texto favorito de estudiantes y profesores por igual. Escrito en el estilo cálido y retador que se ha hecho su sello, las autoras siguen proporcionando una visión cronológica del desarrollo de niño. La nueva edición amplía la cobertura de influencias culturales e históricas en el desarrollo, destaca lo último en investigación en neurociencias cognoscitiva y teoría evolutiva.

Autor: Diane E. Papalia

Editoria: MCGRAW-HILL / INTERAMERICANA DE MEXICO



Share:

5 abr. 2017

Neuralink: proyecto para conectar nuestros cerebros a las computadoras.

La mente de Elon Musk no descansa. El empresario más inquieto de Silicon Valley acaba de embarcarse en un nuevo plan: una start-up para "conectarnos" a las computadoras.
El fundador de Tesla y SpaceX, creador de Hyperloop y presidente de SolarCity, le puso a su nueva empresa el nombre de Neuralink y con ella pretende llegar a crear seres humanos "superinteligentes".
En un informe publicado por el diario The Wall Street Journal se explica que la compañía está en su fase inicial y que fue registrada en California como una firma de "investigación médica".
Y Musk confirmó su implicación en el proyecto a través de Twitter, agregando que "será difícil dedicarle tiempo, pero el riesgo existencial es demasiado alto como para no hacerlo".
El objetivo es potenciar las capacidades cognitivas humanas a través de la inteligencia artificial para, según el propio Musk, convertirnos en una especie de "ciberborgs" (organismos cibernéticos).
Para ello, quiere usar un tipo de tecnología que se llama "lazo neuronal".
Pero, ¿en qué consiste y qué aplicaciones podría tener?

Una "capa" de inteligencia artificial

El pasado verano, coincidiendo con la fecha en que fue registrada la compañía (en julio), el inventor participó en la Code Conference (un evento organizado por el portal de noticias tecnológicas Recode) y, durante su ponencia, habló sobre el asunto.
Musk dijo que le preocupa que el desarrollo de la inteligencia artificial acabe dejando atrás a los seres humanos. Por eso quiere añadir una "capa" de inteligencia artificial a nuestra propia inteligencia.
"La inteligencia artificial nos dejará muy atrás. Podríamos convertirnos en mascotas de las máquinas", explicó el científico durante su intervención.
"Creo que la mejor solución es tener una capa de inteligencia artificial que pueda funcionar bien biológicamente dentro de nosotros", agregó.
En realidad, parte de esa tecnología ya existe.
En 2015, un grupo de científicos de Harvard desarrolló una malla de electrodos que se despliega sobre la corteza cerebral mediante una inyección para estimular diferentes partes del cerebro.
El proyecto de Musk, sin embargo, es más ambicioso.

Simbiosis

El sistema que propone será capaz de implantar unos pequeños electrodos en el cerebro que podrían, en un futuro, llegar a descargar nuestros pensamientos.

De esta manera, espera lograr una especie de simbiosis con las máquinas.
Por ejemplo, para escribir ya no necesitaremos colocar nuestros dedos sobre el teclado. Simplemente, bastará con pensar lo que queremos escribir para que aparezca en la pantalla.
A corto plazo, pretende crear implantes que puedan usarse para tratar enfermedades como la epilepsia o la depresión.
Pero su objetivo final es desarrollar una red neuronal que pueda implantarse en nuestro cerebro y que nos permita funcionar "mejor" gracias a la inteligencia artificial; una especie de médula electrónica.
"Con el tiempo, creo que veremos una convergencia entre la inteligencia biológica y la digital", dijo Musk en una conferencia en febrero en Dubái.
"Afectará sobre todo al ancho de banda, a la velocidad de conexión entre nuestro cerebro y a la versión digital de nosotros mismos y, especialmente, al rendimiento".
Leyendo sus palabras, resulta difícil saber si hablaba de máquinas o de humanos. ¿Será que ya lo probó él mismo?
Tal vez sea ése el secreto de su hiperactividad empresarial y de que su cerebro siempre parezca estar tan extraordinariamente activo.

Información
 extraída de la BBC Mundo

Share:

4 abr. 2017

Agnosia topográfica: Caso de un paciente

Crear mapas mentales de un lugar es una capacidad que en la mayoría de nosotros se desarrolla antes de los ocho años. Pero algunas personas, como Anne, no la tienen.
"Me pierdo todo el tiempo", dice.
Hasta un pequeño paseo por su barrio en la ciudad de Calgary, en Canadá, es un desafío.
Hay mucha gente que cree tener un mal sentido de la orientación, pero el caso de Anne va más allá.
Ella tiene un problema cognitivo llamado agnosia topográfica o desorientación topográfica, que se define como la dificultad para encontrar el camino en un entorno familiar.
Esta condición hace que para Anne sea prácticamente imposible orientarse en el mundo que la rodea. Puede llegar a desorientarse hasta en su propia casa.

Ni con GPS

En efecto, su condición tiene un impacto para toda la familia.
"Cuando jugamos a algún deporte siempre llegamos tarde y nadie quiere venir en el coche con nosotros", comenta su hija pequeña.
"Si vamos a algún sitio nuevo siempre tiene que tener un plan B. Puede salir de casa, caminar dos cuadras y nunca encontrar el camino de vuelta. Así de grave puede llegar a ser", dice su marido con resignación.
Anne conduce y usa GPS, pero la tecnología no resuelve totalmente su problema, porque tampoco puede leer bien los mapas.
"A veces no estoy segura de donde debo girar", comenta.
La condición de Anne hace que no pueda reconocer ni los lugares familiares, como su propia casa, que forman parte de su vida diaria.
Parece imposible de creer y de hecho hasta hace poco ni los científicos sabían de la existencia de esta extraña condición.

Un nuevo desorden cognitivo

Giuseppe Iaria, profesor de neurociencia cognitiva en la Universidad de Calgary, estudia como nuestro cerebro nos permite orientarnos.
"En términos de habilidades de orientación, la capacidad más importante es la de formar mapas mentales", dice Iaria.
"La gente no entiende realmente lo que significa no tener absolutamente ningún sentido de la orientación", dice.
"Afecta mi trabajo y mi funcionamiento diario".
"La habilidad de formar un mapa mental y de usarlo para orientarse requiere del uso de una serie de habilidades cognitivas complejas: atención, percepción, memoria, capacidad de decisión, mediciones mentales... ".
"Y estas capacidades están totalmente desarrolladas para cuando se alcanza la edad de 8 a 10 años", dice el experto.
En 2008 el profesor Iaria fue contactado por una mujer que le contaba que se perdía recurrentemente en su propia casa, en la que vivía desde hacía 20 años.
"Sabíamos que la gente que tiene trastornos neurológicos o que sufre lesiones cerebrales puede tener problemas de orientación. Pero que alguien que no tuviera ninguno de estos problemas se perdiera todos los días, eso era algo muy nuevo", explica el experto.
Iaria concluyó que está mujer simplemente nunca había llegado a desarrollar la capacidad de orientarse.
Se trataba de un desorden que nunca antes se había reconocido y que Iaria bautizó como Developmental Topographical Disorientation (DTD).
Para ver si podía encontrar a más personas con la misma condición acudió a la radio nacional para hablar sobre el caso.

Hacer un plano, "imposible"

"Escuché una entrevista por la radio en la que hablaban de la gente que carecía de una brújula interna y decían que era una condición neurológica y pensé "tengo que ponerme en contacto con él", cuenta Anne.
"Nos sorprendió mucho la respuesta que tuvimos. En un solo año logramos publicar un estudio científico con 120 individuos afectados por esta condición", apunta Iaria.
Anne fue una de las personas que el profesor puso a prueba para su estudio.
La mayoría de nosotros puede hacer un plano simple de nuestra casa: visualizando las distintas habitaciones y plasmando esa visión mental en un papel.
Pero para Anne, igual que para otros pacientes con DTD, esa es una tarea imposible.
En su plano, el espacio que dice "puerta de atrás" es igual de grande que las habitaciones. Anne no podía plasmar en el papel el tamaño de los distintos cuartos de su hogar.
Los investigadores también observaron una imagen de resonancia magnética del cerebro de Anne. Y encontraron algo inusual.
Para orientarnos esencialmente necesitamos que dos partes de nuestro cerebro trabajen juntas: el hipocampo, donde formamos mapas y el córtex prefrontal, donde formamos planes y tomamos decisiones.
Iaria encontró que en el caso de las personas con agnosia topográfica, como Anne, esas dos partes del cerebro no están activas a la vez, es decir, no están sincronizadas.
"Al comparar a los individuos con DTD con los individuos sin DTD vimos una diferencia: una menor conectividad entre el hipocampo y el córtex prefrontal", explica el especialista.
Este hallazgo explica por qué Anne se pierde todo el tiempo. Además, hay indicios de que la condición afecta a su familia, porque una de sus hermanas y su tía tienen las mismas dificultades. De hecho ahora también trabajan con el profesor Iaria.
Esto sugiere que la causa de esta condición puede ser hereditaria.

¿Puede Anne mejorar su orientación?

El profesor Iaria está trabajando en un potencial tratamiento, pero no se trata de una medicina sino de un videojuego en el que el individuo debe aprender a ir de un sitio a otro.



El objetivo es entrenar al cerebro del paciente a formar mapas mentales.
Este tratamiento se basa en la creencia de que el cerebro continúa adaptándose y cambiando a medida que nos adentramos en la edad adulta y vamos aprendiendo cosas nuevas.
Con escáneres cerebrales, por ejemplo, los científicos comprobaron que los taxistas profesionales tienen en el hipocampo una mayor cantidad de materia gris, utilizada para procesar información.
Y que esa cantidad aumentaba con los años, a medida que pasaban más tiempo detrás del volante.
Esto es una evidencia de que, incluso en la edad adulta, el aprendizaje puede cambiar la estructura del cerebro.

"Alivio y consuelo"

Ahora Anne entiende por qué tiene tantas dificultades para orientarse y sabe que no es la única.
"Averiguar que esto es una verdadera condición médica me dio mucho alivio y consuelo", asegura.
Este tipo de tratamiento tiene también el potencial de ayudar a otros pacientes con demencia que pierden la capacidad de formar mapas mentales a una edad avanzada.
Share:

Trastornos hormonales más comunes en los hombres

Más de treinta hormonas controlan muchas de las funciones de nuestro cuerpo, desde el metabolismo hasta nuestra respuesta al estrés.
Las hormonas son nuestros mensajeros químicos, son generadas por distintas glándulas repartidas por el cuerpo y viajan hasta sus órganos-objetivo a través de la sangre.
Entre los trastornos hormonales más comunes entre los hombres destacan la falta de testosterona y los problemas con la glándula tiroidea.
Aquí te damos más detalles sobre estos trastornos y te contamos por qué son más difíciles de detectar que algunos que padecen las mujeres.

1. Falta de testosterona

La falta de testosterona se llama hipogonadismo y se estima que afecta a 5 hombres de cada 1.000, según datos del NHS, el sistema británico de salud pública.
Todos los hombres necesitan tener testosterona para poder tener una vida saludable física y psicológicamente. Pero el nivel de esta hormona disminuye naturalmente con la edad, se estima que un 2% al año a partir de los 30-40 años.
Por eso su deficiencia es muy difícil de diagnosticar: para los médicos puede ser difícil discernir entre la falta patológica de testosterona y una disminución natural debida a la edad.
Los síntomas más habituales son: fatiga y letargo, depresión, ansiedad, irritabilidad, menor deseo sexual, disfunción eréctil o impotencia, menor tolerancia al ejercicio y menor fortaleza, reducción en la frecuencia del afeitado, mayor sudoración y transpiración nocturna y una baja concentración o memoria.
El hipogonadismo se puede diagnosticar con varios análisis de sangre, que miden los distintos niveles de testosterona en diferentes momentos del día o a lo largo de un cierto período de tiempo.

2. Trastornos de la glándula tiroides

Aunque los trastornos de tiroides son más frecuentes en las mujeres, los hombres también los sufren.
La glándula tiroides es como el pedal del acelerador del coche, según le explicó a la BBC el doctor Anthony Toft, expresidente de la Asociación Británica para la Tiroides.
los problemas más habituales entre los hombres son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, dependiendo de si la glándula tiene una actividad menor o mayor de lo normal respectivamente.
El hipotiroidismo tiende a ser más frecuente entre las mujeres, pero según el NHS también afecta a 1 de cada 1.000 hombres.
Los síntomas más habituales son el aumento de peso, el cansancio, el desánimo y la sensibilidad al frío.
Los síntomas del hipertiroidismo, que también es más común entre las mujeres, son la ansiedad y el nerviosismo, los cambios de humor, el ritmo cardíaco acelerado o irregular, la sensibilidad al calorç y la pérdida de peso.

Tres razones por las que estos trastornos más difíciles de diagnosticar en los hombres

1. La regla avisa

La falta de hormonas femeninas hace que las mujeres dejen de tener la regla, apunta la doctora María Ballesteros, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).
Ese síntoma tan llamativo hace que en general las mujeres acudan enseguida a consultar el problema con el médico. Pero en los hombres los síntomas pueden no llamar tanto la atención.

2. Pudor antes los síntomas

En el caso de los trastornos de la hipófisis, por ejemplo, en los hombres uno de los síntomas puede ser la disminución de la libido sexual pero en las mujeres es la ausencia de la regla.
Según Ballesteros, además de que el síntoma de los hombres llama menos la atención, es posible que les cueste más hablar de ese tema.
Los hombres pueden ser más pudorosos a la hora de hablar de la disminución de la libido, la disfunción eréctil y otros síntomas relacionados directamente con la falta de hormonas masculinas, mientras que las mujeres están acostumbradas a hablar de los cambios en sus periodos.
Eso hace que el diagnóstico de trastornos hormonales relacionados con las glándulas sexuales sí sea más frecuente entre las mujeres que entre los hombres.

3. Menos revisiones médicas

Las mujeres en general vamos más a menudo a uno de los médicos que se encargan del balance hormonal que los hombres.
"Los hombres van menos al urólogo que nosotras al ginecólogo, así que es más fácil diagnosticar trastornos hormonales en mujeres", apunta la doctora Ballesteros.

PRINCIPALES GLÁNDULAS HORMONALES
  • Glándula pituitaria o hipófisis: La hipófisis es una glándula que está debajo del cerebro y controla a todos los órganos del cuerpo que producen hormonas. Los trastornos que afectan a la glándula hipófisis son raros pero igual de prevalentes en hombres y mujeres.
  • Glándulas tiroides: los trastornos de las glándulas tiroideas sí son un poco más frecuentes en las mujeres que en los hombres. Los principales trastornos tiroideos son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.
  • Glándulas suprarenales: son dos glándulas situadas encima de los riñones. Producen muchas hormonas y regulan la respuesta al estrés, a través de la síntesis de hormonas como el cortisol y la adrenalina. Los trastornos que afectan a estas glándulas son igual de prevalentes en hombres y mujeres.
  • Glándulas sexuales o gónodas: son los ovarios en las mujeres y los testículos en los hombres. Los ovarios producen estrógenos y progesterona, que son las hormonas femeninas. En el hombre los testículos producen testosterona.

Share:

6 jul. 2016

Historia de la Psicología - Libro Gratuito

El autor nos presenta una historia narrativa de la psicología que incluye los contextos filosóficos, políticos y sociales que han dado forma a la psicología y que, a su vez se han visto influidos por esta disciplina. Además, incorpora, acontecimientos tan recientes como la fundación de la American Psychological Society. Completa la obra un capítulo dedicado íntegramente a la filosofía de la ciencia, la historiografía y sus relaciones con la psicología. Incluye asimismo un detallado esquema temporal que facilita la comprensión de los avances psicológicos dentro de su contexto histórico.


Autor: Thomas H. Leahey

Pearson





Share:

23 jun. 2016

Ortorexia Nerviosa

A menudo empieza con el deseo de sentirse bien consumiendo alimentos puros, "limpios".
Todo bien.
Eso lleva a despedirse para siempre de grupos de comida, como granos, azúcares o productos animales.
Por qué no.
Eventualmente, la dieta se reduce a una cantidad tan restringida de alimentos que el resultado es la desnutrición.
¡(...)!
Se trata de la ortorexia nerviosa.
El termino lo introdujo el doctor estadounidense Steven Bratman en 1997 juntando la palabra para 'correcto' del griego -orthos- con orexis -apetito-; un símil de anorexia -sin apetito-, el trastorno de la alimentación que la ortorexia a veces disfraza.
Aunque la meta de la anorexia es perder peso y el de la ortorexia es estar sano, ambas restringen los hábitos de comida a tal punto que ponen en peligro la vida de quien los padece.
Pero mientras que la anorexia es reconocida como un mal, la ortorexia tiene el problema añadido de que es "una enfermedad disfrazada de virtud".

De unos pocos a unos muchos

Si bien es cierto que una dieta que se base en alimentos naturales está lejos de ser mala, cuando se torna en una obsesión puede tomar el camino errado.
Refiriéndose a tendencias preocupantes hace 20 años, Bratman señaló ejemplos como los "lacto-ovo-vegetarianos que le tienen miedo a la leche; los crudistas, que comen alimentos sin cocinar y no procesados, que temen que picar los vegetales destruya su 'campo etéreo'; y a los no-ajo no-cebollacon influencia hindú, quienes creen que la familia de la cebolla provoca deseo sexual".
"Eventualmente, el ortoréxico dedica gran parte de su vida a planear, comprar, preparar y comer sus platos", escribió en Health Food Junkies.
En esa época, Bratman estaba hablando de los hábitos alimenticios de unos pocos, reducidos y selectos grupos.
Dos décadas más tarde, la obsesión con la comida sana es una corriente muy común y altamente digital: sólo basta buscar #CleanEating en Instagram o Twitter para comprobarlo.

Experiencia personal

Bratman también fue la primera persona diagnosticada con el trastorno, pues no sólo lo nombró, sino que admitió que él mismo se dejó seducir tanto por "la alimentación virtuosa" que se negaba a comer vegetales si habían pasado más de 15 minutos desde el momento en el que los habían cosechado.
Más recientemente, en su sitio web, aclaró que "en mi ensayo de 1997 y en lo que he escrito hasta ahora, he mantenido que mientras que los anoréxicos desean ser flacos, los ortoréxicos desean ser puros".
"No obstante, me veo forzado por la realidad a reconocer que la distinción ya no es tan clara. Al parecer, un alto porcentaje de ortoréxicos hoy en día sí se enfocan en la pérdida de peso".
"Como dejó de ser aceptable que una persona delgada cuente las calorías que consume, mucha gente que de otra manera sería diagnosticada como anoréxica habla de 'comer sano' lo que sólo 'coincidencialmente' implica escoger solamente alimentos bajos en calorías".

Sin fundamento

"Esos platos inspirados por Instagram, con unas hojas de espinaca, un poco de quínoa -que está muy de moda-, algunas semillas de granada -que se ve linda-, son muy bonitos pero no tienen sustancia", le dice a la BBC Miguel Toribio-Mateas, nutricionista y especialista en Neurociencia Clínica.
"Al final tienes una comida que te da 200 calorías -que no es nada a nivel energético- y sin proteínas. Está bien si te apetece un día pero si te niegas a comer el resto de comida normal porque la consideras sucia o algo que no podrías tener nunca en tu vida porque te va a hacer mal, hay un problema".
Y si te confunde el término "comida normal", el nutricionista se refiere a "un pescado con papas, por ejemplo". Efectivamente: papas.
Hoy en día hay tal diluvio de consejos sobre nutrición y salud en la web y los medios que es difícil ignorarlo y manejarlo.
"El azúcar, en este momento, es el demonio. Pues, si la tomas con mucha frecuencia, a lo mejor ganas algo de peso, y si estás muy descontrolado, puede contribuir al desarrollo de diabetes 2. Pero, de vez en cuando, tener la flexibilidad mental para poder decidir 'hoy me voy a comer un chocolate', es importante... e imposible para los ortoréxicos", ilustra Toribio-Mateas.

Lo exótico

Además del problema de ser aceptada socialmente, la ortorexia ha sido calificada como "una enfermedad del primer mundo" o "de las clases privilegiadas", algo que tiene mucho de cierto, como confirmó el nutricionista Miguel Toribio-Mateas.
"Si tienes que contar el dinero antes de ir de compras, no vas a pagar lo que cobran por los alimentos de moda catalogados como 'limpios'".
"Yo la llamo la dieta Instagram".
Y aclara: "No es que la granada no sea deliciosa pero si pretendes vivir de eso y otros pocos productos que leíste que tienen un alto contenido de antioxidantes y nada más, esa no es una decisión racional, sino emocional".

Lo difícil

Al consultorio de Toribio-Mateas, llegan ortoréxicas -pues la mayoría son mujeres- o para consultarlo sobre cómo tener una dieta a sus ojos perfecta, o porque sus familiares las llevan, pues ellas están convencidas de que lo que están haciendo está más que bien.
"Es difícil tratarlas, y no sólo porque tienen tanta información".
"Tengo un caso de una chica que prácticamente sólo come vegetales hervidos o a la plancha. Rechaza la carne, por las hormonas; los huevos, porque cree que tienen demasiada grasa; sólo se permite una cantidad mínima de aceite de coco, pues está convencida de que ayuda a quemar la grasa".
"Hay mitos que son más fáciles de derrumbar, pero ¿cómo le dices a alguien que no coma tantos vegetales? Tengo que convencerla de que introduzca otros alimentos que le provean lo que los exámenes me dicen que le falta".


Lengua laberínticaImage copyrightTHINKSTOCK
Image captionCon tantas restricciones, este trastorno de la alimentación se torna en un problema existencial.

Y para las pacientes, no sólo las opciones de comida sino también las de la vida se reducen.
"¿Cómo vives si llevas al extremo la idea de comer limpio hasta que se vuelve patológico? No puedes ir a un restaurante o bar porque te aterra no saber qué te están sirviendo. No puedes ir a casa de amigos a cenar, a menos de que sean ortoréxicos".
Como reza el refrán: todo en exceso es malo.


Información extraída: BBC Mundo
Share:

Ultimos Artículos

Recibir Novedades

Etiquetas

Archivo del blog